lunes, 22 de febrero de 2010

Delincuente Peluda (y II)

Continúo después de que hayamos tenido una escena:

He dejado de escribir, la he acariciado, ella ha em­pezado a ronronear, y seguidamente me ha intentado atacar y por último ha salido corriendo. Y es que los amores de los felinos son como las mañanas en la casa de los García Moreno: Salvajes.

Todo el que tiene gato lo sabe: Si tu gato no te hace ni caso solo tienes que abrir un libro, unos apuntes o sentarte delante del ordenador. Inmediatamente se tumbará encima del libro, apuntes o teclado, con cara de ¿Acaso no soy yo más interesante? Afirmación esta que suele ser cierta, especialmente en el caso de los apuntes, seamos sinceros.

Los gatos te dan muchas cosas: cariño, compañía, títulos nobiliarios, sustos morrocotudos como la primera vez que le ves haciendo la pared de la muerte, y pelo, sobre todo mucho pelo.

Y es que si es público y notorio que los felinos tienen súper poderes como visión nocturna, súper oído y súper vista, lo que no se dice nada es que su pelo también tiene súper poderes.

A ver, yo, como la mayoría de los que convivimos con gatos (decir que somos sus dueños es como decir que en democracia gobernamos todos: una bonita mentira), en cuánto llego a casa, si no cometo algún acto delictivo como bajar la basura, lo primero que hago es cambiarme de ropa, quitarme mis brillantes galas mundanas y me pongo de trapillo.

Especialmente con un pantalón de pijama viejo, que jamás combina con una sudadera igual de vieja. El por qué jamás encuentro los que eran pareja es un misterio al que algún día el ser humano encontrará explicación, como la perenne crisis matrimonial entre los calcetines, el grupo social que sufre mayor índice de divorcio, por lo menos en mi casa.

Bueno, pues si yo llego a casa, desoigo los cantos de sirena (sorprendentemente parecidos a unos maullidos que quieren decir algo así como “cógeme en brazos, mímame, hazme caso, caramba”), y guardo mi ropita de calle en el armario. ¿Por qué después está toda mi ropa llena de pelos de gato?

Y no se quitan fácilmente, tienen una resistencia sorprendente al rodillo con papel adhesivo, al cepillo o a los conjuros de los grandes médiums africanos.

Estos súper poderes capilares se combinan en el caso mi delincuente de incontestable belleza, con otro súper poder no tan habitual: El súper ronroneo.

Sí, es cierto cuando mi gata ronronea, se disparan los decibelios, jamás he oído a otro gato hacerlo tan alto. Pero al igual que un gran poder conlleva una gran responsabilidad, un súper ronroneo conlleva un súper ronquido.

Y es que ya va siendo de confesarlo: mi gata ronca, y de qué manera. Hay veces que estoy viendo una película y pienso:

- Qué raro, ¿por qué se oirá un motor de fondo todo el rato, si no van en coche, ni nada? A lo mejor es que viven cerca de una plataforma petrolífera, o algo.

Eso sí, no es un ronquido que me interrumpa el sueño lo que es algo de agradecer, por cierto que os voy a contar lo que soñé hace poco:

Estaba con una amiga y con su hija, que aunque ahora es algo mayor, en mi sueño solo tenía unos seis meses. En un momento cogía a la niña en brazos y me sorprendía de lo mucho que pesaba, casi ni podía con ella.

Venía gente y me decía "Qué hermosa está la niña" y yo pensaba "Y tanto que está hermosa, como que me está doliendo el brazo y todo".

Entonces me desperté y vi que se me había dormido encima del brazo la gata y pensé “Pues sí que estaba hermosa, sí”.

Al igual que os he contado que lo que más odia una bolsa de basura, de orgánicos o de envases, que en eso la chica no discrimina, también tiene una filia muy marcada.

Lo que más le gusta en este mundo es que yo hable por teléfono, le encanta, si me llaman al fijo, viene corriendo desde cualquier lugar de la casa y con un salto sube sus 350 Kg. de peso hasta el sofá y se pone lo más cerca del auricular posible: Exultante, ronroneando con el volumen a tope y en estado de total beatitud. (si es que esta palabra significa lo que yo me creo)

Yo, cuando me llama alguien, le digo "Mira, ya puedes decir que has hecho feliz a alguien hoy", después suele aprovechar para atacar al cable, para que sea una experiencia completa.

Lo que creo es que mi gata pertenece a un programa súper secreto creado por cierta compañía telefónica (o telefonica, según dicen algunos ellos sabrán por qué) que encarna el mal en la tierra, no diremos cuál, que adiestraba inocentes animales domésticos para que se mostraran increíblemente felices cuando sus amos hablaban mucho tiempo seguido por el fijo.

Después se impuso la tarifa plana y dejaron a los animalicos abandonados a su suerte, y así es como llegó a mis manos.

Ay, si se pudiera sacar la basura por teléfono ¡Qué felices seríamos!

36 comentarios:

Lillu dijo...

Joooo pero qué mona tu gata de incontestable belleza!! A mí me gustaría que se me subiera encima un gatito cuando estuviera tecleando, o leyendo... bueno, al menos las diez primeras veces, luego supongo que se hace pesado ya XDD Pero como en este piso no me dejan tener gatos, pos me aguanto :( Ays, qué triste es la vida de los que no tenemos mascotas...

saluditos!

PD. Soy la primer???... y si me compro un pez??

loquemeahorro dijo...

Lillu Sí, eres la primer y no, no te compres un pez, que se mueren con dos de higos, además no se pueden acariciar ni molestan cuando estás escribiendo ni nada.

Mi gata de incontestable belleza... bueno, es que se me cae la baba, por si no os habíais dado cuenta.

Enrique dijo...

Lo de tu casa es tiranía, Loque. Pero sarna con gusto no pica.

Tengo un amigo que diferenciaba la personalidad de los conocidos por el gusto por gatos o perros.

P.D.: La Delincuente Peluda no se imaginará que ella es la prota de lo que escribes.

Saluditos pasados por agua. Inma.

loquemeahorro dijo...

Inma Yo también he oído eso, pero a mí me gustan los perros tanto como los gatos, algún día les dedicaré una entrada.
Ah, tienes razón, si supiera que es ella la protagonista, me dejaría escribir.

Gallo dijo...

MIAUU bueno yo he vivido las de Caín este fin que le toco "esteticienne" al mio. Le da tanta ira que le corten el pelo que se vomito de coraje con bilis incluída dos veces en mi recamara, nada más para decir "¿como la ves?" Ha tenido estress todo el sábado y ya el domingo como si nada, eso si como ya no tiene pelo se siente más ligero y Supermán y se brinca a lugares de incontestable altura.

Ah y el cab...también ronca

Gallo (considerando quedarse muy pronto sin gato)

bibliobulimica dijo...

"si tu gato no te hace caso solo tienes que abrir un libro..." es que para el gato ¡no hay peor desprecio que el poco aprecio! quiere ser lo único en tu mundo. Me has hecho reir como siempre loque...
Yo puedo decirte por que nunca encuentras la pareja del pijama: se lo roban los extraterrestres. Se lo llevan, igual que los calcetines de la lavadora. No se si se los comen, los estudian o qué hacen. La cosa es que nunca encuentras la pijama completa, el par del calcetín...¡los comentarios en los blogs! que están en todo, te lo digo yo.

loquemeahorro dijo...

Gallo Yo, es que no la corto el pelo, prefiero que se quede pegado a todos los rincones de mi casa, por lo que se ve.

Bibliobulímica Gracias guapa, favor que usted me hace.
Que fueran los de la nave nodriza los que robas mis calcetines divorciados nunca me lo había planteado, pero ahora que lo dices...

Isi dijo...

Y lo del sueño que tuviste, jijiji con sus tropecientos kilos encima de tu brazo jijiji.

Mi gato dejaba los pelos a traición: iba a un sitio, se restregaba todo y dejaba una mata, luego a otro sitio y así hasta que llegaba ¡¡¡el aspirador!!!

Solución a lo de los calcetines: yo tengo como 15 pares (sin exagerar, pues son del gimnasio) todos iguales; así siempre tienen parejas ;)
Para lo del pijama no tengo solución.

loquemeahorro dijo...

Isi Al final va a ser la solución: 15 pares de calcetines iguales y 5 pijamas también idénticos.

Lo del sueño fue genial, creo que nunca me había reído a medio despertar a las 4 de la mañana.

julio querol cañas dijo...

Hola
Loque a mi con mi perro me pasa lo contrario que a tí, con el telefono
nada más empezar a sonar se pone a llorar y no lo deja hasta que no cuelgo.
Lo de morder el cable lo hace una coneja que anda suelta por casa.

Pero pelos de "bichos" en el coche tengo los que quieras ja ja ja...

loquemeahorro dijo...

Julio Los perros, los pobres es que lo pasan muy mal con los ruídos. Un buen motivo para que yo no tenga uno, porque con la tamborrada se lo iba a pasar pipa el pobre.

milibreria dijo...

¿Has pensado en reunir los pelos y buscarle alguna utilidad... una almohada, o algo así?... Algo se te puede ocurrir, quizás algo genial por añadidura. Entonces sería la gata de la fortuna, jeje.
¡Y que te crees tú que no sabe que estás escribiendo de ella!
AD.

dra jomeini dijo...

Loque: decididamente, soy de perros...Uf, lo de los pelos en la ropa me ha puesto los idem como escarpias.

Alice Silver dijo...

Ahora ya lo entiendo todo, tu gata te monta el pollo porque te ve bajar la basura con esas pintas. Mi pareja hace lo mismo cada vez que bajo la basura con la bata de guatiné.

loquemeahorro dijo...

MiLibrería ¿A lo mejor una almohada para fastidiar a los alérgicos del mundo? :-)

Dra Jomeini Sí, lo de los pelos es inevitable. A mí también me gustan mucho los perros, pero no tengo porque no podría (vale, y me daría una pereza horrible) sacarlo y atenderlo. Los gatos la verdad es que son de "bajo mantenimiento".

Alice Silver La verdad es que suelo bajar la basura tal cual vengo de la calle, no en pijama, pero a lo mejor se cree que he cambiado el bolso por una bolsa de plástico y clama contra mi error estético.

El Guisante Verde Project dijo...

La verdad, me encantan los gatos, especialmente por ese típico desdén que tienen. Te hacen caso cuando y como quieren.
También es cierto que los perros son los primeros de la lista. Son mucho más interactivos, creo yo. Sin embargo, no tenemos ni uno ni otro. Gatos hubo, en el pueblo, donde entraban y salían a su antojo de la casa.
Perro también, hasta que lo enveneraron -de forma consciente o no, pero no importa-.
Mas que la molestia de atenderlos, o el pelo, o lo que sea, es que me parece una tortura para los animales. Meterles en un piso, todo el día solos, no es para mi. Si alguna vez nos vamos a una casa con terreno, entonces si. Hasta ese momento...
Saludos!

Carmina dijo...

Me has hecho reir tela con tus ocurrencias y cuando contabas el poco caso que te hacian los animalitos y que si abrias algun libro, apuntes o ordenador se subian encima e ti me han recordado a unos animalitos algo peculiares mis hijos, que no tienen nada que decirme ni contarme, hasta que no me pongo a estudiar, a teclear en el ordenata o a leer un libro, y entonces me los comeria con papas. En cuanto a los calcetines hija si encuentras la solucion me la dictas, porque en mi casa tambien se cuenta un numero demasiado alto de divorcio entre ellos

loquemeahorro dijo...

El Guisante ¡Ah, el viejo dilema! Animales en casa sí o no.

Yo me convenzo a mí misma diciendo que los perros no, porque no tienen espacio, pero los gatos sí porque no sé qué. Vale, la razón que me convence es que a la mayoría de mis gatos los he recogido de donde estaban abadonados y la opción siempre era mejor.

Carmina Una amiga dice exactamente lo mismo que tú, que sus hijos en cuánto descuelga el teléfono se acuerdan de la de cosas que tienen que contarla.
Lo de los calcetines es un drama, la intervención extraterrestre cada vez me parece más verosimil.

isabel dijo...

Estupendo relato, ya verás como va a ronronear su "prota", que bueno el sueño con sorpresa, veo que utilizamos la misma lencería fina para estar por casa, vamos que no nos parecemos a las de "falcon crest", nunca entendí esos preciosos camisones de satén...tan fríos. En mi casa ya descubrí que los calcetines se los come la lavadora, los que más le gusta suelen ser los más nuevos, con los pijamas todavía estoy investigando...

loquemeahorro dijo...

Isabel Muchas gracias.
Durante años me pregunté cómo hacían las de los culebrones para llevar esos camisones tan sexys a diario y no morirse de frío, al final llegué a una conclusión: Ponían la calefacción a tope todo el año y eran las responsables del despilfarro energético.

Por cierto que también se iban a la cama completamente maquilladas.
Así que energía gastaban mucha, pero desmaquillante, poco.

R. dijo...

¡Hola Loque!
No es mi intención alarmarte, pero ¿no has pensado que nuestros gatos ocultan tras sus excentricidades, bolas de pelos y demás, unas oscuras intenciones?
La respuesta la puedes encontrar resolviendo el siguiente test.
Mi resultado aquí.
Saludos y ¡suerte!
R. :/

loquemeahorro dijo...

R El test no me lo deja hacer mi webmaster (del universo) pero sí he podido ver la página con todas las alarmantes señales y creo que está claro, mi gata quiere asesinarme.
¡Pero es tan rica...!

:-)

Doctora dijo...

Offf,mi gata es totalmente negra y llevo año y medio sin saber lo que es ir con una camiseta de color blanco.
Una vez mi madre puso el manos libres en el teléfono de casa y cuando la gata oyo la voz salir del aparato empezó a arañarlo y a pulsar los botones.Lo fuerte es que era yo la que llamaba y desde entonces seguimos usando el manos libres y no ha vuelto a atacar el teléfono con nadie más.

loquemeahorro dijo...

Doctora Mi gata es blanca y negra, así que abarca todos los colores para destacar en la ropa.

Está claro que tu gata se puso muy contenta al oirte al teléfono, y ya sabes que en ellos, estar contento o atacado de los nervios, tampoco es tan diferente.

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Bueno, bueno, bueno! Estoy llorando de la risa, de verdad. Acabo de leer las dos entradas de "Delincuente Peluda" y creo que esta sonrisa no se me va a ir en toda la noche.

Además, me siento muy identificada en muchas cosas. Creo que tu gata de incontestable belleza se parece mucho a mi Balder, el minino cariñoso y ronroneador por excelencia. Yo también admito escaparme a escondidas de casa para evitar sus miradas de tristeza y sus aullidos de nenaza; ahora mismo está sentado entre el teclado y yo ronroneando desde hace unos cuarenta minutos.

Byron, sin embargo, tiene otra peculiar manera de llamar mi atención: tirar todo lo que pilla. Me pongo a ver la tele, me tira el móvil de la mesa; me pongo a estudiar, me tira los libros; me pongo a leer en la cama, me arranca los posters del cuarto... XDDDD

¡Y lo de los super poderes del pelo felino! ¡Nada más cierto! Mi novio, que no había tenido gato hasta que empezamos a vivir juntos pero sí perro, está alucinado con la cantidad de pelos que acumula nuestra ropa. ^^

¡Un beso!

P.D.: me alegra comprobar que no soy la única que se pone un pijama viejo al llegar a casa que no encaja... Y no hablemos de los calcetines que se van a comprar tabaco y no vuelven, ¡ja, ja, ja!

Izzy, yo? O en busca de un mejor titulo dijo...

Dios nos libre de los poderes míticos de esos ojazos felinos! cuando crees que estas apunto de darles un buen porrazo, por haberse sentado en el teclado y borrar dos horas de inspiración ( las únicas que lograron vomitar las dos neuronas conectadas que todavía nos quedaban en la cabeza), con una sola mira de sus ojitos, y como por arte de magia se nos quieta todo el coraje y solo les damos una palmada en la cabeza y les decimos con voz de ñoño: Ay! gazpacho, ¡¿Ya viste lo que hiciste? Y como si nada nos ponemos a trabajar otra vez ( a recuperar lo perdido diría yo) Cualquier parecido con la vida real es mera coincidencia...jejej...La verdad a veces me pregunto: ¿Acaso seremos nosotros sus mascotas?
Un beso loque, me encantó tu post, es tan similar a lo que pasa acá entre la Capitana Gazpacho y yo, que casi me da un soponcio! ( y mientras escribo la muy ladina,ya se esta poniendo en posición de salto olímpico hacia mi teclado!)

loquemeahorro dijo...

La Belle Dame Sans Merci: Gracias por tus entusiastas palabras que han contribuído a hacerme odiar menos a la humanidad a estas horas de la mañana.
¡¡Y gracias por el enlace que he visto que me has puesto!!

Ah, yo en casa voy con unas pintas... a lo mejor la gata cuando me ve bajar con la basura me está diciendo "y de paso, cómprate un pijama que haga juego o algo mejor, guapita".


Izzy Cualquier cosa que hace un gatito es perdonable, incluso cuando te muerde la mano cuando estás durmiendo como a mí esta noche.
Pero ¿por qué me haces estas cosas, gata de incontestable belleza?

Me ha gustado mucho lo de "Capitana Gazpacho".

Agustín Morales dijo...

Como seguidor ferviente de tu blog quisiera una aclaración sobre lo que dices de mi... unos post más abajo dices (leelo) que soy una señora con un PARQUE en un ojo. Y yo ni tengo parque , ni tengo ojo, ni tampoco soy una señora. Por lo demás me gusta desayunar con tu blog. Le pongo mantequilla, mermelada y me tomo el café con la cucharilla puesta. Fue por cierto así como perdí el ojo. Por fortuna lo recuperé cuando le vendí a un amigo mi ordenador. Le costó un ojo de la cara.

loquemeahorro dijo...

Agustín ¡Madre mía Agustín lo que me ha costado entender lo que me decías!

Vale, veo que en la entrada
http://loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com/2010/01/busquedas-post-resaca-navidena.html
puse "parque" en vez de "parche". Gracias, lo he corregido.

Entonces ¿debo deducir que eres la señora mala de una telenovela? ¿Y qué tal? ¿qué tal la vida de "mala de culebrón"? ¿Beneficios sociales?
:-)

Muchas gracias por seguirme y me alegro de que te hayas decidido a dejarme un comentario.
Espero que sigas desayunando mi blog (con tostadas)

Agustín Morales dijo...

Loquem como te dije no soy señora, soy varón ensillado. Ironside concretamente. Detective. Justo nací cuando empezó a emitirse mi propia serie. En el 67. Ese es el caso más difícil que tengo por resolver. La dificultad aumenta aún más si se tiene en cuenta que ya estoy muerto. Pero eso no es nada para mí ¡menudos casos he resuelto yo!.
Mucha gente me confunde con Bonanza. Y yo les digo ¿Bonanza? ¡po atríncame la panza!. Sin embargo, aunque también detective, aun no me han confundido con Kojac.

laesti dijo...

Los gatos son lo mejor del mundo: hacen pipí y popó en su sitio, puedes irte de fin de semana sin remordimientos y sin tener que endosarselos a alguien, aman a su amo y sólo a su amo, y siguen siendo guapos de adultos. El mío pesa 7 kilos, es blanco y me inutiliza la ropa negra, pero se lo perdono todo.

lammermoor dijo...

Mi modelito de andar por casa debe ser del mismo diseñador que el tuyo, presiento.
En cuanto a tu delincuente peluda, el otro día al volver a casa me encontré con una chica que había sacado a su delincuente de paseo -la llevaba con una correa, cual si de un perro se tratase.¡ No pude evitar acordarme de tí! Quizás lo que quiere es ir contigo a sacar la basura.

loquemeahorro dijo...

Agustín ¡¡Qué me dice!! ¡Ironside en persona! Y resolviendo el caso de su propia muerte.
Asombrada me encuentro, bueno, no me encuentro que me he perdido un poco.

LaEsti La verdad habla por tu boca, o por tu teclado, no sé.
Grandes verdades dices: tan poca guerra y te quieren a tí y solo a tí (o a gente de mucha confianza)

Lammermoor ¿Tú también vas súper elegante para ir por casa? Te entiendo.
A mí lo de sacarla a la calle me lo dijeron hace muchos años, pero con esos perrazos que se ven por ahí...

Isi dijo...

Loque: ¿tu gatita de incontestable belleza te ha ordenado que abandones el blog??? Igual se siente celosa de que le dediques tiempo, pero dile qeu nosotros también te necesitamos (y somos más)

Isi dijo...

bueno, si antes lo pongo, antes lo pones tú también :D

loquemeahorro dijo...

¡Por Dios qué fidelidad!
De verdad Isi que no veo un solo blog en la red en la que se retrasen un día en colgar entrada y les pregunten. En serio te lo digo: te lo agradezco, me siento hasta necesaria y todo.

Ayer escribí una entrada en casa, pero o la he perdido, o ahí se ha quedado.
La del perro llevo escribiéndola mucho tiempo, pero es que llevaba en los 2 primeros párrafos 4 días y al final lo he tenido que hacer en el trabajo.